Logo
Print this page
Juan Pelaez Gomez Juan Pelaez Gomez Juan Pelaez Gomez

Acoso Laboral en España: Reportaje a Juan Pelaez Gomez

Juan Pelaez Gomez
Nació en Madrid en el seno de una familia relacionada con el mundo de laescritura y el periodismo. Es titulado en la Escuela Diplomática de Madrid, posee un master en Políticas de Cooperación con América Latina, otro en Periodismo y Educación, es diplomado en psicografología y profesor de yoga especializado en Yoga Nidra.

Que te llevo a escribir sobre acoso laboral?
La situación en España desde hace años es caótica. Crearon la ficción de ser un país rico y culto. Ahora se está descubriendo que el capital era financiero, que lo que se había construido como infraestructuras se hizo con dinero que no era propio sino de la Unión Europea y que no habíamos preparado en las universidades a personas para ser críticas y creativas.

 

Las cuatro últimas legislaturas en las que se han sucedido la ultraderecha y una derecha moderada del PSOE, no han hecho más que desmantelar el estado de bienestar de manera programada. La educación, la sanidad, la protección a los colectivos desfavorecidos, como pensionistas, inmigrantes, marginados de toda índole, la manipulación de los medios de comunicación… y entre otros campos el de los trabajadores. La pérdida de derechos ha llevado a que cada vez se encuentren más desprotegidos. Los índices de paro en España hacen que exista una gran cantidad de personas que tengan que acceder a trabajos mal pagados y en condiciones deplorables, porque no tienen más remedio. Una vez ingresados, tanto en las empresas privadas como en las públicas, no les queda más remedio que aguantar las situaciones que sobrevengan por el miedo a perder el puesto. Eso implica que no se respetan los horarios. España, según las estadísticas de la UE es uno de los países en los que más horas se trabaja. Si bien eso no tiene que ver con la productividad. Nadie después de 8 horas de trabajo continúa en sus plenas facultades para seguir atendiendo a sus labores de manera adecuada. Una empresa en que sus empleados tengan que trabajar más de ocho horas o está mal organizada o está explotando a sus trabajadores. En las empresas públicas, uno de los problemas, es el ingreso de cientos de cientos de personas de confianza de los partidos que ejercen como controladores de los funcionarios y velan porque las directivas políticas se cumplan. Estos no escatiman ninguna medida para que eso se lleve a cabo. Eso se vive en el día a día en la administración española. Asesores, consejeros, directores técnicos, coordinadores… son toda una corte de los milagros cuyas funciones son de control y censura. En esas condiciones ¿cómo no va a aumentar el acoso laboral? No existen posibilidades de reclamar ninguno de los pocos derechos que van quedando, no quejarse por las horas de más, no plantar cara a gritos, trabajos inadecuados, condiciones laborales insanas desde el punto de vista físico o psicológico. Esto corresponde a una estrategia muy bien pensada, ya que en el Ministerio de Trabajo el número de inspectores que se ocupan de velar porque la legalidad se cumpla es mínimo en relación ala población trabajadora.


Tuviste alguna experiencia en tu pasado personal?
Creo que muchísimos trabajadores en España han pasado por experiencias de acoso. Muchas veces se niegan porque da vergüenza o porque puede suponer que a uno le cuelguen el calificativo de conflictivo en las entrevistas de trabajo. Yo como muchos compañeros periodistas o trabajadores de la administración pública también ha pasado por esas situaciones difíciles de calificar para un estado de derecho, que es el acoso laboral. Situaciones en las que te das cuentas que los sindicatos no te apoyan, los compañeros tampoco, los jueces desconfían y los abogados sólo pretenden sacar un rendimiento económico al sufrimiento de la persona que lo sufre.

Cómo evalúas en la actualidad las relaciones laborales en España en cuanto al acoso laboral?
Las relaciones laborales en España son penosas. Como lo serían en cualquier país en el que la tasa de paro se haya por encima del 20%. Es una manera de disciplinar a las clases trabajadora. Al mercado, si se le puede llamar así a un conjunto de personas con nombre y apellidos que dirigen la política, las grandes instituciones públicas y privadas, les conviene que exista una masa de trabajadores deseosos de encontrar trabajo y a los que poder contratar con un salario bajo y con unas condiciones laborales mínimas. No es nuevo. Lo hemos visto en países como Vietnam, China, Camboya… en todos aquellos donde se desplazan las producciones de los productos porque es más barato llevarlos a cabo con seres humanos en semiesclavitud.

Tienes relación con abogados en España? Has hablado de estos temas con ellos?
Generalizar siempre es complicado. Dentro de la abogacía hay muchas personas que desean ayudar a sus clientes a que las situaciones cambien o que luchan por mejorar las condiciones sociales. Pero no olvidemos que los abogados también son personas y parte del mercado. El acoso es también una fuente de negocio importante. Muchos no tienen ningún escrúpulo ni moral ni económico de abusar de eso trabajadores en situaciones precarias.

Cómo consideras al humor en estos temas?
Cualquier situación en la existencia, incluida la que vivimos ahora en España, o por la que cada uno atraviesa en la vida, conlleva un aprendizaje. Nos ponemos delante de esas situaciones para aprender algo de ellas. Al menos es mi experiencia vital. Pero dentro del aprendizaje hay una herramienta poderosa, la capacidad de reír. No sólo actúa desde el punto de vista bioquímico, sino que tiene implicaciones psicológicas importantes. Ser capaz de sonreír, de reírse a carcajadas de una situación determinada es un principio de sanación y de reconexión con uno mismo.

Posibilita una manera distinta de relación o de encarar los problemas?
Freud mantenía que la sonrisa es el camino más corto de comunicación entre dos personas y, añado, con uno mismo también. Desde el niño que tenemos dentro, desde relativizar lo que vivimos, se pueden encontrar mucha más soluciones que desde la tristeza.

Desde cuando se habla de acoso laboral en tu país?
Hace unos quince años si un jefe de chillaba, te maltrabaja, era algo que se asumía como parte del rol del trabajador. Sufrir, recordemos que venimos de una cultura judeo-católica, es un elemento importante de la filosofía vital Ofrece el sufrimiento a Dios. Esto es un valle de lágrimas. No te preocupes, hijo mío. Ya te lo recompensará Dios en el paraíso. Eran frases repetidas por los sacerdotes católicos. Si a eso le sumamos los cuarenta años de dictadura en los que la crítica a la autoridad no era posible tenemos un cóctel perfecto. No olvidemos que muchos de los gobernantes en el poder ahora son hijos o nietos de miembros activos de la dictadura franquista.

Piensas que hubo alguna evolución al respecto?
Creo que sí. Por un lado los trabajadores saben que existe. Antes ni siquiera se le daba nombre. Por otro lado se ha legislado algo al respecto. Pero ley y trampa van unidas. Muchas empresas tienen protocolos de actuación que lo único que permiten es dar una cobertura legal al empresario o a la administración pública para que no se pueda decir que no se ha actuado desde la entidad. Pero en la realidad no valen para mucho. El miedo de los compañeros hace que sea complicado obtener declaraciones y a menudo en vez de distanciar al acosador del acosado. Lo que se opta es por despedir, marginar o enviar a otra área al a la persona que sufre el acoso. Todo porque muchas veces el que acosa es superior o una de esas personas de confianza de los partidos de los que he hablado. De hecho comento con cierta ironía estas situaciones en uno de mis libros “Las 50 leyes de Gómez”.http://www.bubok.es/libros/200002/Las-50-leyes-de-Gomez

Es un tema instalado actualmente en la sociedad española?
Está integrado por trabajadores, sindicatos, instituciones públicas y empresarios. También es necesario hablar de la picaresca. Algunos trabajadores en situaciones de conflicto despidos o parecidos, argumentan acosos, sin que sea real. Esos casos han llevado a que los jueces ahora tengan bastante reticencia hacia este tema por el abuso que también se ha hecho.

Conoces de casos de acoso laboral?
Muchos. Machismos, por desgracia, en las empresas privadas y en las públicas.

Tienes alguna anécdota para contarnos, como seria un típico caso en tu país?
Conozco el caso de un funcionario español. Nivel medio. Una formación superior. De repente llega la ultraderecha a la entidad en la que trabaja. Nombran como coordinador a un ex personaje del PSOE que como ha cambiado del partido tiene que ser más de ultraderecha que el antiguo dictador Franco. Como el funcionario empieza a ponerle problemas en cuanto a las ilegalidades que intentan cometer (recuerdo que la corrupción está generalizada en España) le comienzan a hacer la vida imposible. Le quitan su mesa de trabajo, del dejan sin funciones, le desacreditan ante sus compañeros. Al final este hombre acaba con una depresión y un intento de suicidio. Tarda más de seis años en recuperarse y debe además emprender un juicio para que le paguen lo que le deben durante esos seis años y le restituyan un puesto de trabajó. Es una situación más que típica.

Sabes si tienen buen final los reclamos en tu país?
Hay asociaciones de mobbing que intentan asesorar en los casos de acoso. El acoso laboral mucho sufrimiento no solo para los trabajadores que los padecen sino también para las familias y amigos. Ven a la personas en situaciones de las que no pueden salir por el miedo a pierde su trabajo. En general, en España, un proceso de acoso lleva a la persona a un gran sufrimiento y a unas situaciones legales muy inciertas. Recuerdo también que muchos jueces están vinculados a la ultraderecha y piensan que los trabajadores en general tienen demasiados derechos y se deben a sus jefes. Por so intenté escribir un libro que ayudara desde experiencias y recursos a los trabajadores que se encuentran en estas situaciones. Una obra en el que también existe la posibilidad de sonreír para curarse. (www.juanpelaezesritor.wordpress.com)

http://www.bubok.es/libros/200002/Las-50-leyes-de-Gomez

Acosados.com.ar

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright© 2010 - 2014 LINEA DE AYUDA CONTRA EL MOBBING. Asociacion Civil I info@acosados.com.ar I Tel 011-4371-9493 I Horario de atención: lunes a viernes de 9 a 17hs